sábado, 9 de abril de 2011

Serpientes venenosas y ofidismo en España.

España es un país sumamente afortunado en muchos sentidos, pero quizás lo más desconocido para sus habitantes sea su fauna y flora, única y más diversa que la del resto de Europa. Por supuesto nuestra fauna en lo tocante a reptiles también es la más diversa y esto hace que nuestra variedad en cuanto a serpientes también sea más rica.

En España contamos con 3 especies diferentes de víboras cuyos venenos son solo moderadamente potentes cuando los comparamos con otras especies extranjeras y como ocurre en todas partes estos animales son odiados, temidos y vilipendiados, poco menos que la escoria de nuestra fauna pero ¿Se merecen este trato? La verdad es que no, como las otras serpientes nuestras víboras solo quieren llevar una existencia tranquila y solo muerden cuando es absolutamente necesario, desgraciadamente cuando los caminos del hombre y la víbora se cruzan suele ser el ser humano el que ataca primero al considerarlas poco menos que animales nocivos o alimañas, esto ha causado y causa no pocos accidentes al verse estos reptiles forzados a defenderse.

Se denomina ofidismo a todo síndrome provocado por la inoculación de veneno en el ser humano y accidente ofídico a todos aquellos casos provocados por la mordedura de una serpiente En nuestro país los accidentes ofídicos causados por nuestras víboras parecen ser que ocurren de manera relativamente común, desde 1965 hasta 1980, 125 casos de mordeduras de Vipera latastei, 80 por Vipera aspis y 23 por Vipera seoanei requirieron tratamiento. La mortalidad por mordeduras de víboras en España oscila entre las 3 y 8 personas anualmente (Datos extraídos de “Clinical aspects of bites by viper in Spain” Delfín Gonzalez. Toxicon Vol.20 nº 1. Pp 349-353. 1982). El mismo autor observó que desde 1980 hasta 1987 se produjeron 11. 915 casos con 41 casos mortales en nuestro país. (Datos extraídos de “Snakebite problems in Europe”. Handbook of natural toxins. Vol. 5 pp. 687-751) Este posible incremento en el número de mordeduras puede deberse a la mayor aceptación y práctica de deportes y actividades relacionadas con el medio ambiente como la acampada, el senderismo, etc.

Además de las citadas víboras en la península Ibérica contamos con 2 culebras con dentición opistoglifa, las pequeñas e inofensivas culebras de cogulla Macroprotodon con 4 especies y la gran culebra bastarda o de Montpellier Malpolon monspessulanus, la mayor serpiente de Europa con 2. 5 metros de longitud máxima y 3 kilos de peso, capaz de provocar síntomas neurotóxicos locales con su mordedura, pero casi nunca un envenenamiento realmente serio, como prueba de la rareza de envenenamientos serios causados por este colúbrido baste decir que de 10 casos estudiados solo en 1 caso aparecieron síntomas como dificultades respiratorias, en la deglución y tos, en los otros 9 solo aparecieron síntomas locales como edema, parestesia alrededor de la zona de la mordedura, somnolencia, parálisis del miembro afectado y linfagitis.

 Cabeza de ejemplar adulto de culebra de Montpellier
Malpolon monspessulanus de 1. 75 metros.
Foto: Jose Luis Méndez.

 Ejemplar de la misma especie con librea juvenil de menos de 1 año.
Foto: Javier Carrasco.

En el caso de que nos crucemos con una víbora u otra serpiente cuando caminemos por el campo lo mejor es simplemente contemplarla desde una distancia de un par de metros y dejarla tranquila, ella también nos libra de los dañinos roedores y no quiere problemas con nadie y además no debemos olvidarnos que somos nosotros los que estamos de visita en su casa, no obstante si uno de estos animales aparece cerca de una casa debemos avisar a un servicio de rescate de fauna autóctona o al Seprona para que proceda a su retiro y reubicación, nunca debemos intentar matarla ya que son especies protegidas de nuestra fauna y además muchos accidentes se producen cuando se intenta matar a estos animales.

En España contamos con las siguientes especies de víboras:

                           VÍBORA HOCICUDA Vipera latastei.
Distribuida por casi toda España excepto el extremo norte y con una longitud máxima de 73 cm y una media de 45 a 60 cm en los adultos, su coloración varía dependiendo de las poblaciones pero el color de fondo alterna entre color terroso, gris e incluso anaranjado, también existen ejemplares casi negros, posee una franja marcada en colores oscuros en forma de zig-zag en el lomo de color ceniza, pardo o negro, esta especie es fácilmente identificable por su hocico cuyo extremo recuerda a un cuernecillo (de ahí su nombre). Los ojos presentan pupilas verticales. En su distribución por la Península habita desde zonas de montaña (hasta 2.200 metros de altitud) hasta zonas costeras de dunas, pedregales con zonas de arbustos y zonas boscosas. Indudablemente y debido a su mayor distribución geográfica esta es la especie que mayor número de accidentes causa en España.

La víbora hocicuda Vipera latastei es la especie con mayor
distribución geográfica en España y la que más accidentes
 provoca.
Foto: Cortesía Juan Pablo Gonzalez de la Vega.

VÍBORA DE SEOANE Vipera seoanei.
Presente en Galicia, Cantabria, País Vasco, León, Palencia, Burgos, Álava, Navarra y Zamora. Su longitud máxima es de 75 cm y la media oscila entre los 45-50 cm. Habita en zonas boscosas húmedas y de prados con abundante vegetación abierta y ocasionalmente en zonas pedregosas. La coloración y el patrón son muy variables con 4 patrones de coloración y diseño diferentes.

Bello ejemplar de Vipera seoanei, especie casi endémica de la
 Península Ibérica.
Foto: Cortesía Reptilario Parque de Cabárceno. Cantabria.

Presenta pupilas verticales. Esta especie resulta casi un endemismo de la Península Ibérica ya que solo existe además en pequeñas zonas de Portugal y Francia. El periodo de actividad anual de esta especie va desde el mes de abril a septiembre pasando el resto del año en hibernación.

VÍBORA ÁSPID Vipera aspis:
Presente en los pirineos y en toda la zona prepirenaica, desde Barcelona hasta Burgos, en Castilla-León, La Rioja y Andorra. Al contrario que las otras dos especies antes citadas esta presenta generalmente hábitos diurnos excepto cuando hace demasiado calor. Aparece ligada a varios tipos de habitats desde zonas de chaparral a bosques costeros. Presenta una gran variación en cuanto a coloración y diseño de la línea dorsal. Al igual que las otras dos especies presenta pupilas verticales. La longitud máxima de esta especie en España es de 68.5 cm y la media oscila entre los 50 cm. El periodo de actividad anual depende de la altitud a la que viva esta especie siendo más largo en zonas lejanas a las montañas. Varias mordeduras por parte de esta especie han resultado de carácter neurotóxico.

Para una mayor información sobre estas y otras serpientes españolas así como cualquier otro tipo de fauna Ibérica el CSIC cuenta con una excelente pagina web destinada a nuestra fauna, visitarla es casi un deber para los aficionados a los reptiles o para personas interesadas en otros animales debido a lo excelente e informativo de sus textos, tambien se debe consultar la página destinada únicamente a estos reptiles y mencionada en el apartado de links.

4 comentarios:

  1. En la playa de conil(Cádiz); habita entre las dunas y las zonas adyacentes a la playa, viboras y culebras,se nota por la mañana, cuando vas a la playa que hay una especie de huellas en la arena y tambien te encuentras mudas de sus pieles, en Cadiz se utilizan contra dolores de cabeza, artrosis y varias enfermedades, colgandose la piel al cuello ya limpia.

    ResponderEliminar
  2. Vivo en Euskadi en el campo, y este año han salido muchisimas viboras, no tengo ni idea de q especie es y estoy un pelin preocupada. Son grises y tienen puntitos en un gris mas oscuro, tiene un anillo blanco en el comienzo de la cabeza que es en form de diamante. Si alguien me pudiera orientar, lo agradeceria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.

      Por la descripcion que me haces resulta fácil que no sean viboras sino inofensivas culebras de collar o de agua, la especie es Natrix natrix, las cuales son inofensivas.

      No obstante si realmente crees que donde vives hay viboras con llevar botas altas y no meter las manos en agujeros el problema estará solucionado en un 99%.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. yo hago uns estudio en la zona que vivo y yo mi quedo muy supriendido que las culebra vive muy cerca de las vivenda e se adapta muy facil.

    ResponderEliminar